PRUEBA

http://s2.favim.com/orig/36/girl-hair-Favim.com-291548.gif

14 sept. 2011

Finalmente, el curso ha comenzado.
Ante las miradas curiosas de centenares de alumnos nuevos, procedentes en su mayoría de diferentes poblaciones de la provincia, me descubría a mí misma escrutando a cada uno de aquellos jóvenes intentando descifrar que tenían de especial, que era esa cosa imperceptible a los sentidos comunes que les otorgaba la condición de pertenecer a un bachiller científico, artístico o quizás un humanístico.
A vista de pájaro la diferencia la marcaba la ropa, desde vistosas prendas multicolores hasta los más recatados conjuntos basados en las tendencias vintage, sellaban a sus portadores al igual que el pelo... 
Sí, ¡El pelo!

¿Os podéis creer que todo aquel que me conocía se ha acercado exclusivamente ha preguntarme por el color de mi pelo? Vale, soy teñida no un mono de feria. Ciertamente he recibido los halagos con muestras de mi mejor simpatía, en cambio he denotado alguna que otra indirecta que sutilmente iba dirigida hacia mí con fines meramente displicentes. No hay de que preocuparse, éstos últimos los he tratado de acoger con el máximo humor posible y sobretodo mucha paciencia. (Señor dame paciencia, porque si me das fuerzas pecaré)
Sin embargo aunque no soy rencorosa, en estos instantes ni el veneno más ponzoñoso podría compararse con las malas palabras escondidas tras mi lengua viperina, cuyo destino preferente, sería la cara de alguna que otra desgraciada metomentodo que emplea su graciosa boquita para herir. 
Por desgracia no soy capaz de emplear mi "prodigioso vocabulario" cargado de odio contra alguien en el momento, así que ésta noche no dormiré pensando en la posible reacción que hubiesen tenido los demás si  hubiese tenido el valor de poner a "quienyomesé" en su sitio.

Eso me plantea una duda de interés... ¿Debería cambiar mi modo de actuar respecto a las personas con dobles intenciones? es más ¿Debería hacerles frente sin temer las consecuencias o huir agazapada a la seguridad de esquivas palabras? No sé que hacer... realmente, no estoy en posición de ir buscando pelea, ya es bastante dura mi situación actual como para labrarme enemigos.
A veces me gustaría ser una persona libre tanto en derechos como en opiniones.
Sería fabuloso poder decir lo que sentimos a cada momento sin importar el qué.
Desgraciadamente vivimos entorno a los prejuicios de los demás y más aun en estas edades "del pavo".
Al menos espero que dentro de dos años, todo sea diferente en la universidad...
estoy cansada de que me juzguen sin conocerme, de etiquetarme de empollona, de catalogarme así solo porque sepa expresarme.
 ¡JODER! ¡Tener cierto nivel de vocabulario debiera ser admirado, no repudiado como si fuese lo más desagradable del mundo! No obstante, hoy en día se valoran más las camas por las que pasas, que los títulos académicos o el nivel puramente intelectual.


Vivo con sueño, sin saber soñar.
Att: Somnolienta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario